La Disputa Constituyente en el Distrito 11

La Disputa Constituyente en el Distrito 11

30 Marzo 2021
En el distrito 11, comúnmente caricaturizado como “el distrito del Rechazo” pero donde el Apruebo ganó por un 55%, compiten 10 listas, además de independientes fuera de pacto, por 6 escaños.
ALAMEDIA >
authenticated user Editor

El distrito 11, compuesto por las comunas de Peñalolén, La Reina, Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea es comúnmente caricaturizado como “el distrito del rechazo”. Lo cierto es que en términos totales, el Apruebo ganó por un 55% en la suma de aquellos territorios, y la apuesta de las fuerzas progresistas y de izquierdas es proyectar esa votación en la elección constituyente para aumentar la participación disminuida que tradicionalmente han obtenido en este sector del Gran Santiago.

Cruzado por la diversidad urbana y de clase, con 722 mil personas habilitadas para votar, y 10 listas, además de independientes fuera de pacto, disputarán 6 escaños. En la recta final antes del 10 y 11 de abril, las candidaturas barren veredas y semáforos compartiendo sus ideas, buscando cautivar el voto ciudadano.

De estas listas, 4 son de independientes: la lista “Independientes por Chile”, liderada por Mariana Aylwin; “Energía Independiente”, ligada al movimiento “Felices y Forrados”; “Independientes por la Nueva Constitución” ligada al movimiento “Independientes No Neutrales”, y la “Lista del pueblo”. Las últimas dos se sitúan con claridad en el arco progresista, mientras que “Energía Independiente” no es clara con sus planteamientos y la lista de Aylwin ha apostado por una vocería de centro derecha.

La lista “Vamos por Chile”, de derecha, aspira a mantener su fuerte representación en el distrito, expresada en la elección parlamentaria pasada: obtuvo 5 de 6 escaños. La “Lista del apruebo”, hoy sin representación de diputado en el distrito, apuesta por dar una sorpresa y lograr un escaño. “Apruebo Dignidad”, por su parte, postula al menos mantener el lugar del diputado Tomás Hirsch. A continuación revisamos brevemente qué plantean los y las postulantes y sus organizaciones de respaldo.    

Como reedición de la ex Nueva Mayoría, disuelta para la elección parlamentaria pasada pero vuelta a componer en 2020, se encuentra “La Lista del Apruebo”, conformada por la ya histórica alianza entre la Democracia Cristiana (DC), el Partido por la Democracia (PPD), el Partido Radical (PR) y el Partido Socialista (PS), y la reciente incorporación del Partido Progresista (PRO), Ciudadanos y Nuevo Trato. Las apuestas más visibles son aquellas de Juan Enrique Pi, activista por la diversidad sexual en la Fundación Iguales y Elisa Walker, ambos abogados por la DC, y Sara Larraín, como independiente por el PPD, ligada a causas ambientalistas. Asoma también Patricio Fernández Chadwick, fundador del Diario The Clinic. Llama la atención que en este distrito el sector de izquierda de la coalición -PS, PRO- se haya omitido en favor de candidaturas de clara proyección centrista.

Cercana a esta lista, aunque con matices, se encuentra la lista “Independientes por Chile”, liderada por Mariana Aylwin, ex DC que abandonó aquel partido alegando su izquierdización. La acompaña en este esfuerzo Clemente Pérez, conocido por el viralizado momento televisivo en que sentenció, ad portas del estallido, que la evasión masiva del Metro de Santiago no había sido gran cosa: “cabros, esto no prendió”, sentenció.

“Apruebo Dignidad” es la lista de izquierda conformada por Convergencia Social (CS), Revolución Democrática (RD), UNIR, Comunes y Fuerza Común del Frente Amplio; el Partido Comunista (PC), la Federación Regionalista Verde Social (FRVS) y Acción Humanista (movimiento vinculado al diputado Hirsch), del Partido Igualdad y organizaciones ciudadanas, como Unidad Social y Comunidad por la Dignidad. Esta lista apuesta al cupo que actualmente tienen en la representación distrital en el Congreso. Constanza Schonhaut, de CS, encabeza la lista. Es abogada en Corporación Humanas, especialista en derechos humanos con enfoque de género y apuesta por una constitución feminista, democrática, de derechos. Desde su adolescencia participó de diversas movilizaciones como la estudiantil. Integran la lista, además, el actor Mauricio Pesutic, por Acción Humanista; Carolina Pérez de RD y Javiera Toro de Comunes.

Por otro lado, “Vamos por Chile” incluye al Partido Republicano, de José Antonio Kast, la Unión Demócrata Independiente (UDI), Renovación Nacional (RN), Evópoli y el Partido Regionalista Independiente (PRI), y lleva postulantes en todos los distritos del país. La encabeza una insigne representante de la campaña del rechazo, Marcela Cubillos, con un presupuesto de campaña de más de 120 millones de pesos y el apoyo cerrado del mismo J.A. Kast. La acompañan figuras como Constanza Hube, de la UDI, Hernán Larraín Matte por Evópoli y Bernardo Fontaine como independiente por RN.

Además, tres candidaturas de derecha compiten como independientes fuera de pacto: Henry Boys, abogado de la U. Católica que se ha levantado como exponente del conservadurismo neoliberal, Francisco Orrego y Diego Bravo.

“La Lista del Pueblo” también logró presentar una propuesta en el D11. Entre ellas destacan Soledad Mella, dirigente de la asociación de recicladores de Chile; y Daniela King, comunicadora social. Su planteamiento es, por fuera de los partidos, apostar por un proceso constituyente con un espíritu de movilización social y territorial.

La lista “Independientes por una nueva Constitución” es la expresión distrital “Independientes No Neutrales”, generalmente identificados con el centro o la centro izquierda no partidaria. En esta agrupación va el académico Milan Ivelic, quien fue director del Museo de Bellas Artes y es el candidato más longevo de todo el país, a sus 85 años.

“Energía independiente”, ligada a “Felices y forrados”, pudo inscribirse en este distrito, una excepción al rechazo que el SERVEL hizo a sus candidaturas en los demás distritos del país. El Partido Ecologista Verde presenta una lista con sus ya conocidos planteamientos sobre el medioambiente; así mismo, hay presencia del Partido Humanista y de Unión Patriótica, con menor alcance electoral.