La disputa Constituyente en el Distrito 10

La disputa Constituyente en el Distrito 10

14 Abril 2021
El distrito 10, es el que ofrece la mayor cantidad de opciones para la Convención Constituyente a nivel nacional. Será la papeleta más grande de las elecciones a realizarse, si la pandemia lo permite, el próximo 15 y 16 de mayo.
ALAMEDIA >
authenticated user Editor

Con 10 listas, una candidatura fuera de lista y sumando 78 candidatas y candidatos, el distrito 10, es el que ofrece la mayor cantidad de opciones para la Convención Constituyente a nivel nacional. Será la papeleta más grande de las elecciones a realizarse, si la pandemia lo permite, el próximo 15 y 16 de mayo. El distrito está conformado por las comunas de La Granja, San Joaquín, Macul, Ñuñoa, Santiago y Providencia y es llamado, en esta elección, como la madre de todas las batallas al concentrar a varias candidaturas con gran presencia mediática y por tanto de mayor reconocimiento público. 

Son casi 1 millón los electores llamados a votar, de los cuales participó el 54% en el último plebiscito. La pandemia, la diversidad de elecciones y gran cantidad de candidaturas, pueden generar una disminución en el número de personas que participen de esta elección respecto a la elección de octubre pasado. En ese sentido, un número cercano a los 500.000 votantes (470.000 en 2017 y 532.000 en 2020) podría ser una estimación realista de la participación. 

Desde su conformación como nuevo distrito 10 en 2015, proveniente de la consolidación de los ex distritos 21, 22 y 25, esta zona ha estado marcada por una votación dividida entre las tendencias de centro izquierda y centro derecha. El plebiscito rompe esa tendencia con un 78% a favor del apruebo. Y aunque no es posible extrapolar totalmente esa votación a la de Convencionales Constituyentes, si se podría generar un castigo a la única lista que apoyaba el rechazo y la Convención Mixta. Para esto los partidos y movimientos a favor del apruebo deben saber llegar a ese 78% del electorado y convencerlos de la importancia de no solo haber logrado un triunfo en el plebiscito, sino que concretarlo efectivamente en esta elección.

Si es que hay un castigo efectivo a la lista del rechazo es la primera interrogante. La segunda pregunta es lo que pasará con la dispersión de votos en las fuerzas del apruebo. La alta votación obtenida en 2017 por Giorgio Jackson, generó que el Frente Amplio tenga una gran representación de este distrito en el congreso, y esto fue gracias a una caída en las votaciones de la Nueva Mayoría. Si el escenario fuera similar al del 2017, tal vez podríamos ver una votación parecida, pero este escenario cambia con la participación de lista independientes. Estas listas y candidaturas totalmente independientes (candidaturas y listas sin estar asociados a partidos políticos) fueron respaldadas por cerca de 60 mil patrocinantes en el Servel. Esto significa que al menos el 12% de los potenciales votantes ya estaría orientando su voto a movimientos fuera de los partidos políticos. Y considerando que el proceso de patrocinio a candidaturas independientes estuvo marcado por un bajo nivel de información, casi completamente de manera online con las dificultades que esto produjo (problemas para ingresar a la plataforma o no tener clave única) y con el temor de poder aparecer inscrito en algún movimiento político, este porcentaje debiese tender a aumentar significativamente en el recuento de votos del 16 de mayo. 

De las 11 listas, cinco son de movimientos o candidaturas totalmente independientes a los partidos políticos. una de ellas es una candidatura fuera de lista y de los cuatro restantes, tres tienen un potencial de posicionamiento en el mapa político, si es que son capaces de capitalizar el malestar de la ciudadanía con los partidos: Independientes por la Nueva Constitución, Lista de Movimientos Sociales y la Lista del Pueblo. 

Con siete candidaturas que serán electas se barajan distintos escenarios. En caso que la lista de Vamos Chile obtenga más del 40% de los votos, podrían obtener hasta cuatro escaños y los tres restantes se repartirán entre las fuerzas del apruebo. En el segundo escenario la votación de Vamos Chile, que puede verse afectada por el efecto de Teresa Marinovic, no pasaría el 30% y en ese caso la votación estaría muy abierta en especial para listas de independientes, que podría ser capitalizado por figuras como Patricia Politzer o José Andrés Murillo.


www.alamedia.cl