Dan a concer los efectos socioemocionales de la pandemia en niñas y niños

22 Noviembre 2021
La crisis sanitaria afectó de forma negativa la salud mental en gran parte de la población, pero con especial énfasis en la niñez.
América Solidaria >
authenticated user

La salud mental y las habilidades socioemocionales de niñas, niños y adolescentes ya era una situación alarmante antes de que la pandemia comenzara. La crisis sanitaria, sin embargo, la agudizó profundamente, afectando de forma negativa la salud mental en gran parte de la población, pero con especial énfasis en la niñez. Por eso, desde América Solidaria, quisimos conocer qué era lo que estaba ocurriendo realmente y le preguntamos a organizaciones que trabajan por y con la niñez, a nuestros profesionales voluntarios y también a adolescentes hombres y mujeres a lo largo de todo Chile.

 

Estas fueron algunas de sus respuestas:

 

El 86% cree que la pandemia afectó las habilidades sociales de niñas y niños; el 82% cree que se vieron afectada la toma de decisiones responsables; el 81% cree que ha afectado la conciencia del otro del bienestar socioemocional. 

 

Respecto a los efectos directos de la suspensión de clases, el 84% asegura que tuvo repercusiones en la salud mental y bienestar socioemocional; el 61% alerta sobre la brecha educativa entre niñas, niños y adolescentes más aventajados y los más desventajados, y el 41% dice que no tener una rutina diaria afectó directamente en el comportamiento. 

 

Además, se plantearon tres ámbitos urgentes para el 2022: el rezago escolar (80%), la salud mental (71%) y la pérdida de conocimientos no académicos, como aprendizajes socioemocionales y de habilidades para la vida (57%).

 

Sobre la salud mental, el 98% OSC cree que la pandemia ha afectado en la salud mental de los padres, madres y/o cuidadores; el 100% asegura que a salud mental de los padres, madres y/o cuidadores de afecta directamente en la salud mental de las niñas y niños; el 94% dice que la salud mental de los NNA se ha visto disminuida a raíz de la pandemia; un 76% piensa que la mayor exposición de los NNA a las redes sociales ha afectado negativamente en su salud mental, y un 70% asegura que la pandemia reforzó los estereotipos de género, afectando negativamente el desarrollo de las niñas y adolescentes mujeres. 

 

Por otro lado, también se alertó que, en el transcurso de la pandemia, se han acentuado ciertas brechas en aquellos grupos más invisibilizados como la niñez que vive en ruralidad, la que tiene algún tipo de discapacidad y las niñas. Una de las organizaciones entrevistadas dice que: “Vemos una ausencia de participación de niñas. Los varones lideran las conversaciones y toman vocerías. Las voces de las niñas se invisibilizan y desaparecen en la virtualidad”.


Las desigualdades, según asegura un estudio sobre el tema,  no sólo son por clase social, ya que el género también es una variable determinante. Ya existe evidencia de que, al cerrarse las escuelas, las niñas sufrieron un aumento en las responsabilidades domésticas y de cuidados, a esto se le suma que están más expuestas al abuso físico y sexual.

Los adolescentes, por su parte, tienen emociones cambiantes y confusas para ellos. El 48% de ellos dice sentirse estresado, pero el 43,3% asegura que se siente feliz. El 38% cuenta que siente ansiedad; el 28,3% dice que se siente triste o deprimido y el 26,7% está preocupado.  


Una de las adolescentes nos dijo: “Aprendí que las relaciones humanas son frágiles e incomprensibles”. Otra, por su parte, contó que “He aprendido a compartir con mi familia, saber cuáles son mis metas a futuro. Sin embargo, en el ámbito académico, solo memorizo.”

Contenidos que pueden interesarte

No existen contenidos para esta sección.