[ENTREVISTA] #PensemosChile con Pablo Correa, vicepresidente de Banco Estado: "El liderazgo empresarial recién está haciendo un mea culpa, pero es un poco tímido, muy declarativo"

22 Octubre 2021
Respecto a la nueva Constitución, el vicepresidente de Banco Estado expresa que "Cualquier proceso que parta instalado desde la base de solamente realizar exigencias y plantear diferencias con el otro, tiene malas perspectivas".
Mi Voz Chile >
authenticated user Editor

Hoy conversaremos con Pablo Correa, vicepresidente de Banco Estado, en "Pensemos Chile", programa que busca contribuir a la visión de mediano plazo de nuestro país. Desde una perspectiva plural, queremos servir a la opinión pública, sobre todo regional, dando buenas coordenadas para entender el presente y proyectar los desafíos cardinales del futuro.

Pablo Correa es economista y magíster en Economía Aplicada de la Universidad Católica de Chile. Cuenta, además, con el grado de Magíster en Administración Pública y Desarrollo Internacional por la Universidad de Harvard, en Historia por la Universidad del Desarrollo y en Artes Liberales por la Universidad Adolfo Ibáñez.

"Pensemos Chile" es conducido por Constanza Téllez Román, quien es periodista, consultora, magister en comunicación estratégica y directora en Mi Voz.

Constanza Tellez: ¿Cómo ves las conversaciones de nuestro país y cómo ves el futuro de nuestro del país de aquí a los próximos 20- 30 años?

Pablo Correa: “Este es un país parecido a un adolescente. Está en un periodo de transición tal vez a su adultez, y como todo adolescente, está en un periodo de cambio: de cambios bruscos, de cambios molestos, con pataletas, con dolores de cambio. Estamos también con todo ese tipo de conflictos de qué es lo que queremos ser. ¿Qué tipo de sociedad queremos ser? Nos rebelamos un poco contra nuestros padres”.

“Nuestros padres, que le hemos llamado hoy día, 30 años. Los padres que fueron el modelo que nos llevó a ser la sociedad que somos hoy día”.

“(A Chile…) Lo veo como un adolescente medio mañoso, conflictuado, en conflicto consigo mismo y por lo mismo, se me hace un poco difícil proyectarlo a 20 años, a 30 años…

Creo que hoy día el largo plazo son 2, 3, 4 años”.

Constanza Tellez: ¿Y cómo convivimos con ese adolescente?

Pablo Correa: “Para mí la base de cualquier pacto democrático es el diálogo basado en el respeto.

El poder reconocer(nos) en el otro, reconocer que en el otro puede haber algo de verdad, algo de nosotros que no habíamos visto y que, a través de la conversación, del diálogo respetuoso podemos encontrar una síntesis que sea mayor a cada una de las partes”.

“Yo creo que lo que hemos visto es más bien una crisis identitaria porque, también, les pasa a los adolescentes que cada uno trata de identificarse con una cosa”.

“Y hoy día, tenemos una sociedad donde lo que nos caracteriza es que nos hemos fragmentado. Nos hemos fragmentado en pequeños grupos y, de hecho, surgen todas estas diferentes identidades que les cuesta entre ellos reconocer que en el otro hay algo igualmente válido”.

Constanza Tellez: Y desde ahí… ¿Crees que las élites, los grupos de poder han estado a la altura?

Pablo Correa: “Yo separaría por lo menos tres tipos de liderazgos. Creo que algo positivo que ha sucedido en los últimos 10 años, es que han surgido liderazgos distintos: desde los famosos cuerpos intermedios, desde la academia, desde grupos como la Red Mi Voz que no tienen que ver con los grupos tradicionales de poder y han sido capaces de generar espacios de diálogos más abiertos. Que yo creo que sí efectivamente han estado a la altura. Pero ha habido otro tipo de liderazgos que es donde radica el poder, que son los liderazgos empresariales y liderazgos políticos que efectivamente han estado anclados en el Chile del año 2000-2010 más menos”.

“El liderazgo empresarial, por una parte, yo creo que todavía está haciendo un mea culpa, pero un mea culpa que es un poco tímido en el sentido de que es muy declarativo. Pero de la declaración a la acción, se puede hacer muchísimo más agresivo”.

De la élite política, yo creo que definitivamente, se ancló a una sociedad que tendía a verse en dos grupos: o tú eras de izquierda o de derecha. Y perdió el objetivo de los 30 años que tenía que ver con dos propósitos muy claros, recuperar y proteger la democracia, por otro lado y crecer, y mientras logró eso, olvidó que las nuevas generaciones crecieron (analogía del adolecente) y cuando la élite política tradicional le dice a estas generaciones: hay que proteger la institucionalidad, tenemos que proteger la república, tenemos que proteger la democracia, la respuesta es ¿progerla de qué? Si yo no he visto nada distinto…

Constanza Tellez: ¿Qué opinas del rol de los medios y de las redes sociales en esta conversación?

Pablo Correa: “Lo que hoy día tú ves en los medios masivos es un mensaje totalmente desvirtuado. Es un mensaje que más bien denigra la conversación, polariza y, sobre todo, genera una brecha entre la realidad y lo que se comunica”.

“Yo creo que es eso y tú como periodista debes tener una visión mucho más acabada que yo, es algo que probablemente trasciende y no cabe dentro de la ética periodística. Esa es mi opinión. Y yo creo que en ese sentido están al debe”.

Constanza Tellez: Pablo, ¿tú dirías que estamos en una crisis en este momento? y si fuera así, ¿qué es lo que va a nacer y qué es lo que va a morir de esta crisis?

Pablo Correa: “Creo que esta crisis institucional, social, nos debiese acelerar a tener una óptica empresarial, una forma de hacer negocios. Una forma de pensar la economía que sea multidimensional (…).

Tú me preguntabas por qué estudiar artes liberales o historia… No olvidemos que Marx era filósofo, que Adam Smith era filósofo.

La economía siempre ha estado vinculada a ver cómo ayuda a que nosotros como seres humanos, como sociedad, a que tengamos entre nosotros relaciones más virtuosas y condiciones también de mayor bienestar y para lograr eso, tenemos que pensarlo más allá de un único objetivo que era el objetivo del crecimiento”.

Constanza Tellez: ¿Qué opinas tú respecto de la descentralización y cuál es el rol del Banco Estado en este sentido?

Pablo Correa: “Para mí la descentralización no pasa por una frontera, por decirlo así, administrativa. Pasa por un concepto de territorio y entonces lamentablemente, por ejemplo, hemos tomado decisiones políticas pensando que descentralizar pasa por construir o fundar más regiones, cuando eso puede ir totalmente en contra de tener una descentralización efectiva”.

“Ahora tú me preguntabas con respecto del Banco. El Banco sin lugar a dudas, y pensando en el rol social de las finanzas, te diría que su gran fortaleza, su gran diferenciación es que es un Banco sumamente territorial”. 

“Es un Banco en que efectivamente, tú vas a Putre y hay una sucursal del Banco del Estado, y vas a Puerto Porvenir en Tierra del Fuego y hay una sucursal del Banco del Estado  y mucha gente te pudiera preguntar, pero ¿por qué? ¿ganas plata? Y la respuesta es no".  

“Ahora responsablemente, ¿pierdes plata? Y la respuesta es no. Porque no se trata tampoco de que las empresas del Estado se conviertan como en la antigua ENACAR o la típica discusión que tenemos con TVN (…)”.

“El punto es que tú puedes tener al Estado en rol empresarial que pueda mantener una sucursal en Puerto Porvenir y que mantenga una sucursal en Putre sin que sea una carga del Estado. Pero dignifica el territorio y permite que quienes viven en el Altiplano tengan acceso a ciertos servicios, que para quienes no vivimos en el Altiplano, nos parecen muy cotidianos”.

Constanza Tellez: ¿Cómo se han relacionado con estos nuevos consumidores? ¿con estos nuevos clientes más exigentes?

Pablo Correa: “Para nosotros el gran desafío, a diferencia del resto de la banca, es la masividad. O sea, cuando tú tienes trece millones de clientes es muy distinto a cuando tienes medio millón. El banco que nos sigue tiene tres millones…Pero es un cliente que, al mismo tiempo, aprecia por decirlo así, el rol del Banco del Estado y valora justamente el rol que juega el Banco del Estado ”.

Constanza Tellez: ¿Cuáles son las conversaciones antiguas que te gustaría dejar atrás y cuáles son las conversaciones o los debates que te gustaría ver a futuro próximo de nuestro país?

Pablo Correa: “Creo que cualquier fenómeno, cualquier proceso, que parta instalado desde la base de solamente realizar exigencias, de solamente plantear diferencias con el otro, tiene una mala perspectiva. Creo que, si tu mandato es justamente sentarte a dialogar y a conversar, debieses tener una actitud un poco más humilde y llana”.

“Y respecto a los liderazgos constitucionales, creo que ninguna de esas dos cosas, se han manifestado (…) Lamentablemente no se perfila muy bien”.

Constanza Tellez: ¿Cómo ves a las Pymes? ¿qué rol está cumpliendo el Banco Estado con las Pymes?

Pablo Correa: “Lo que pasó tanto a nivel de la microempresa hasta las grandes empresas es que la crisis nos forzó a hacer más productivos y hoy día el nivel de actividad se recuperó. O sea, Chile produce lo mismo que producía lo mismo que en marzo del 2020. No produce menos, produce lo mismo y lo produce con un millón de empleos menos”.

“Por lo tanto, en palabras simples, somos capaces de hacer lo mismo. No más. Lo mismo, pero con un millón de empleos menos. Entonces quienes esperan que el empleo se recupere por arte de magia, no va a pasar”.

“Entonces, ahora hay que ponernos a pensar no simplemente, cómo lo hacemos para recuperar el nivel de actividad, si no que cómo seguir creciendo y cómo ayudar a las Pymes a sortear, porque como te digo, la gran mayoría ya sorteó y ahí viene una discusión con pocas excepciones dadas, que es ver cuáles son las fuentes de crecimiento”.

“¿Este Chile de los próximos 10 años va a ser un Chile que va a depender del precio del Cobre? ¿Va a depender de si vendemos más autos o menos autos? ¿De que si seguimos sacando los fondos de las AFP’s? o vamos a buscar nuevas fuentes de crecimiento…”

Constanza Tellez: ¿Cuáles son los tres o cinco puntos que debería guiar el futuro de las conversaciones de nuestro país?

Pablo Correa: “Insisto. Primero el respeto. En Chile creo que hemos perdido, y esto puede sonar muy de abuelito, el respeto por el otro (…) el dejar de ver al otro como un enemigo. Como un antagonista. El segundo respeto que hemos perdido y me parece fundamental: es el respeto por las reglas. En Chile se ha hecho gratis el no cumplir reglas.

“El segundo punto cardinal para mí es la equidad. Y yo reemplazo la igualdad por la equidad. Y la equidad para mí pasa por una reforma fundamental de lo público”.

“Y el tercer acuerdo, es que yo creo que efectivamente, es un tema un poquito, si tú quieres más sociológico, este resultado del crecimiento económico tan alto nos ha hecho perder los espacios públicos. Se ha perdido la vida más de barrio por el mall.  Se ha perdido mucho de la vida pública, colaborativa y esto no implica perdernos en lo colectivo.

Contenidos que pueden interesarte

No existen contenidos para esta sección.