¿Se podrá garantizar el acceso universal a internet?

¿Se podrá garantizar el acceso universal a internet?

10 Junio 2021
Varias voces han expresado que es urgente que todas las personas tengan acceso a internet en nuestro país, moción que va de la mano con resoluciones de organismos como el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que lo aprobó como un derecho básico.
ALAMEDIA >
authenticated user Editor

Sin duda que la pandemia del Covid-19 ha dejado en evidencia enormes diferencias en una misma población. Una de estas diferencias tiene relación con el acceso de las personas a internet, situación que se agrava considerando que ya en el año 2019 el gobierno informaba que 1.495 localidades del país no contaban con ningún tipo de conectividad. De ahí viene la pregunta: ¿se podrá garantizar el acceso universal a internet?

Durante el primer semestre de 2020, con el inicio de la pandemia en Chile, el tráfico de Internet se disparó un 40% en comparación con el mismo periodo del año anterior. Ello según la Subsecretaría de Telecomunicaciones.

Un informe de la OCDE, citado por el diario La Tercera, reveló que en nuestro país desde el año 2012 a 2017 hubo un crecimiento sostenido de acceso a internet, que se traduce en que se pasó de un 60,5% a un 87,5% de crecimiento.

En julio de 2016, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas aprobó el acceso a internet como un derecho básico. “(Se debe garantizar la) promoción, protección y el disfrute de los derechos humanos en Internet (…) los mismos derechos que tienen las personas offline deben ser protegidos online”, dice la resolución de dicho organismo.

Sin embargo, algunos países como Rusia, China y Arabia Saudí rechazaron y criticaron esta iniciativa del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Emilio Pfeffer, integrante de la Asociación Chilena de Derecho Constitucional, escribió una columna de opinión al respecto en el Diarioconstitucional.cl. En ella dice que “en varios países de Europa, así como en Estados Unidos, Canadá, Australia, Japón, entre otros ya lo está, como derecho explícito o implícito. El derecho de acceso al internet, se ha entendido allí, es uno de los derechos digitales que tiene toda persona, a través del cual puede ejercer y disfrutar de otros derechos como la libertad de expresión, el acceso al conocimiento, a la educación y al esparcimiento”.

En nuestro país, en diciembre de 2016, los senadores Guido Girardi y Manuel José Ossandon ingresaron una moción parlamentaria de reforma constitucional que buscaba fijar “el derecho al acceso a Internet y la especial protección de la vida privada en ambientes digitales (…) El Estado promoverá el acceso libre e igualitario a la red pública y no podrá suspender ni entorpecer la capacidad de cualquier persona de acceder y utilizar los contenidos ofrecidos a través de ésta”.

Luego, en marzo de 2018, ingreso vía mensaje presidencial como Proyecto de Ley para reconocer el acceso a internet como un servicio público de telecomunicaciones. Desde entonces se le han presentado indicaciones tres veces y ha recorrido el senado, para que este año, en abril, se votara siendo aprobado de manera unánime, con 40 votos a favor. Entonces pasó a comisión y seguimos hoy a la espera.